lunes, 28 de noviembre de 2016

     Chicos de Fe


Cuando la Biblia se refiere a la humildad nos revela un secreto para llegar a Dios. Así lo dice Su palabra: “… Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”. (Santiago 4:6)
Si somos humildes para escuchar a Dios, Él oirá nuestras oraciones y estará con nosotros en todo lo que hagamos. El humilde oye, pero el orgulloso no acepta consejos, como cree saberlo todo, piensa que no necesita escuchar a nadie porque puede solo.
Reflexionemos sobre si hemos escuchado a Dios. Meditemos sobre cómo hemos sidos con nuestros padres, abuelos, maestros, etcétera, si hemos escuchado los consejos de las personas que tienen más experiencia.
Él colocó a esas personas en nuestra vida para que las respetemos y para que recibamos su sabiduría. Entonces, seamos humildes para escucharlos, así podremos crecer con sabiduría en Su presencia.

Deja un comentario 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Datos personales

Mi foto
Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él. (Lucas 18.16-17)

Seguidores