jueves, 28 de abril de 2016







No podemos convencer a nadie a entregar la vida a Jesús, es una elección personal. Por eso, es importante que cada uno tenga conciencia de la búsqueda por la Salvación en Cristo. El Creador nos da permiso para que elijamos entre dos caminos: hacer el bien o el mal. Y es el Espíritu Santo que confirma si somos los elegidos de Dios. Si no Lo tenemos y nos Lo buscamos, no hay forma de recibir esa confirmación.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Datos personales

Mi foto
Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él. (Lucas 18.16-17)

Seguidores